Publicidad | Vea su anuncio aquí

Pérez espera que su auto mejore para el GP de Hungría

Sergio Pérez en el GP de Hungría 2012

Sergio Pérez en el GP de Hungría 2012

Pérez espera que su auto mejore para la carrera del GP de Hungría.

Getty Images
GP de Alemania 2012

FOTOS:  Gran Premio de Alemania 2012

Ver fotos
Gran Premio de Silverstone 2012

FOTOS:  Gran Premio de Silverstone 2012

Ver fotos
GP de Europa 2012

FOTOS:  GP de Europa 2012

Ver fotos
Gran Premio de Canadá 2012

FOTOS:  Gran Premio de Canadá 2012

Ver fotos

El piloto méxicano Sergio Pérez (Sauber) dijo este viernes estar "descontento con el monoplaza" después de haber conseguido el 10º y el 18º mejores cronos en el primero y segundo entrenamientos libres, respectivamente, del Gran Premio de Hungría de Fórmula 1.

"Fue un día difícil, aún no estoy contento con mi monoplaza. Tenemos que analizar los datos del coche y hacer una buena tercera sesión de entrenamientos mañana", dijo el piloto, noveno en la clasificación general provisional.

Pérez añadió que "en la segunda sesión las cosas empeoraron porque no salí con los neumáticos suaves después de sufrir un problema en los frenos que tuvo que ser reparado en boxes".

Por su parte, el piloto japonés de la escudería Sauber, Kamui Kobayashi, 12º con clima seco y 15º con el pavimento mojado, achacó su pobre actuación sobre el trazado de Hungaroring a la falta de adaptación del monoplaza frente a las adversidades climáticas.

"El tiempo fue una sorpresa, habría preferido correr las dos sesiones en un circuito seco, porque aún tenemos mucho trabajo por hacer", afirmó Kobayashi.

"No entiendo la pobre actuación en condiciones secas y hay que llegar a las causas. Fuimos rápidos sobre superficie mojada pero creo que no sirvió de nada cuando miro las previsiones del tiempo", añadió el nipón, que hizo unas cuantas vueltas con neumáticos blandos antes de que empezara a llover.

Durante los 90 minutos de la sesión matinal, ambos pilotos pasaron la mitad del tiempo trabajando en los diferentes niveles de carga aerodinámica, y utilizaron un único conjunto de neumáticos medios, la opción más arriesgada para el GP de Hungría.

Por la tarde, el foco de atención estuvo en la puesta a punto de los monoplazas y en la evaluación de los neumáticos. Sin embargo, el aguacero que cayó sobre el circuito impidió que ambos pilotos pudieran completar el programa según lo previsto.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí