Alex Rodríguez: "Más de un grupo que se benefician de que yo jamás regrese"

Alex Rodríguez

Alex Rodríguez finalmente habló sobre su posible suspensión.

- Getty Images

El tercera base de origen dominicano Alex Rodríguez, de los Yankees de Nueva York, volvió a presentarse ante los medios de comunicación estadounidense y hablar de todo lo relacionado con recuperación, la posible sanción de por vida y su futuro como profesional.

Lo más importante para Rodríguez, de 38 años, es conseguir el objetivo de volver el lunes a la competición como cuarto bate de los Yanquis cuando se enfrenten a los Medias Blancas de Chicago.

Rodríguez fue colocado segundo en la novena del Trenton Thunder para aprovechar sus turnos y cuando salió al diamante recibió una mezcla de aplausos y abucheos, estos llegaron de los aficionados de los Reading Fightin Phils, sucursal de los Filis de Filadelfia.

A-Rod, que recibió un boleto en su primer turno al bate al inicio del partido, el decimotercero de rehabilitación antes de sufrir una distensión en el muslo, conectó un jonrón por encima de la pared del jardín izquierdo en su segundo turno de la noche y se ponchó en su tercer y último, además de lucir bien con su guante y no tuvo problema en fildear dos rodados de frente.

Tras su último turno, paró cerca del "dug out" local y le regaló su bate a un niño que estuvo sentado en la gradas cerca del círculo de espera.

Luego fuera del diamante, el tres veces MVP de las Grandes Ligas y otros ocho peloteros tienen hasta la 6 de la tarde de este domingo para aceptar la sanciones que la Oficina del Comisionado, Bud Selig, quiere implementar por sus vínculos con 'Biogenesis of America', la clínica de Miami, que distribuyó sustancias para mejorar el rendimiento o PED como es conocido por sus siglas en ingles.

Como se ha revelado en varios informes periodísticos, las Grandes Ligas supuestamente quieren suspender a Rodríguez de por vida o por el resto de este año y el próximo, algo que definitivamente ayudaría a los Yankees a evitar pagar el impuesto de lujo salarial.

Rodríguez dijo que no sabe por que es la figura a quien las Grandes Ligas está señalando y ponerlo como ejemplo de castigo, pero por asuntos legales se detuvo de hacer comentarios acerca de las negociaciones entre sus representantes legales, la Oficina del Comisionado y el sindicato de peloteros.

"Hay mucha gente que está confundida, que no entiende el proceso. ... Pero si diré esto, hay más de un grupo que se benefician de que yo jamás regrese al terreno. No son mis compañeros, ni los fanáticos de los Yankees", declaró Rodríguez tras concluir el partido.

A la pregunta concreta de cuáles eran los grupos a los que se refería, Rodríguez fue categórico al decir que "no les puedo decir ahora y espero que nunca lo tenga que hacer".

"Creo que está muy claro, que ese es el elefante rosado en la habitación, que todos estamos de acuerdo que queremos deshacer de los PEDs. Es una necesidad. Creo que todos los jugadores nos sentimos de esta manera", subrayó Rodríguez.

Sin embargo, el pelotero estelar, al que los Yankees le deben todavía un salario de 100 millones de dólares dio a entender que eliminar esa responsabilidad económica era lo que realmente estaba en el fondo de todo el asunto.

"Con todas las cosas que están pasando, en el fondo, la gente está tratando de conseguir formas creativas para cancelar tu contrato y cosas así, creo que es preocupante para mi", señaló Rodríguez. "Es preocupante para el presente y los jugadores del futuro también", agregó el toletero de los Yankees.

Rodríguez tiene marca de 647 jonrones y 1.901 hits con un promedio de .300 de bateo en 19 temporadas y está convencido que todavía no le ha llegado el momento de dejar la competición porque todavía puede estar al menos cinco años más en activo.

"Esto es mi vida. Lo he hecho siempre", valoró Rodríguez. "He jugado desde que tenía tres años. Lo he dicho antes, mi padre jugaba pelota. Es lo único que sé hacer. Es mi forma de vivir".

Su última acción en un partido de Grandes Ligas fue en el cuarto de la series del campeonato de la Liga Americana, bateando de 2-0.

Rodríguez reveló que jugará siete entradas la noche del sábado con el Thunder, pero preferiría estar con los Yanquis en San Diego.

"Amo ser un Yankee, a mis compañeros, alguno de ellos son como hermanos. Ganamos un campeonato. La meta es ganar otro y estoy emocionado en regresar y competir", subrayó Rodríguez, que confirmó estar completamente recuperado de la operación de la cadera izquierda a que fue sometido el pasado enero. "Todo el proceso ha sido el adecuado y mi cuerpo responde de forma positiva".