Publicidad | Vea su anuncio aquí

El ex campeón Mundial de boxeo Alexis Arguello fue hallado muerto en Managua

Reacciones en el mundo del boxeo

MANAGUA  - El ex tricampeón mundial de boxeo Alexis Argüello se habría suicidado de un balazo en el lado izquierdo del tórax, indicó la Policía Nacional en un informe preliminar.

Blog: El gran 'Flaco' Arguello

La comisionada Glenda Zavala, jefa de auxilio Judicial de la policía, dijo que el hecho ocurrió aproximadamente a las 2:15 de la madrugada en su casa ubicada al sur de la ciudad.
Zavala dijo que Argüello, de 57 años y actual alcalde de Managua, se disparó con una pistola marca Ceska, calibre 9 milímetros, y ya estaba muerto al llegar al hospital Roberto Huembes, a donde lo trasladaron sus familiares.
Agregó que el dictamen del Instituto de Medicina Legal _lugar en que se le practicó la autopsia_ concluyó que falleció a consecuencia del balazo que le perforó el corazón y el pulmón izquierdo por un impacto único, y que se trató de "una muerte violenta de etiología suicida".

La policía dijo que el informe aún es preliminar y "sigue investigando para remitir el resultado final y definitivo a las autoridades correspondientes".

El cadáver de Argüello fue trasladado desde una funeraria al Palacio de la Cultura, donde fue expuesto en una ataúd de madera cubierto por el pabellón nacional, azul y blanco, y la bandera rojinegra del partido gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). En un principio al público no se le permitió ver su rostro, pero posteriormente ya pudo hacerlo.

Centenares de personas hacían filas y esperaban largas horas en la Plaza de la Revolución para ver por última vez al tricampeón.

Algunos ciudadanos como Rosa Cruz, de 25 años, empleada doméstica y simpatizante de los sandinistas, lo miraban como "el alcalde sandinista que pudo haber hecho mucho por la ciudad"; en tanto que otros como el ingeniero civil de 58 años, Roger Obregón, dijo despedirlo como "el gran campeón y la gran persona que fue".

"Fue un ejemplo de esfuerzo, un gran caballero del ring, que también quiso noquear a las drogas", afirmó.

El ex púgil reconoció públicamente haber batallado contra las drogas y el alcohol durante su vida.

El jefe del ejército, general Omar Halleslevens, comparó "la fama y la gloria mundial de Argüello" con las del poeta nicaragüense Rubén Darío y el general Augusto C. Sandino.

El presidente Daniel Ortega, quien convenció a Argüello de adherirse a su partido, el FSLN, llegó al Palacio de la Cultura acompañado de su esposa Rosario Murillo para saludar a los parientes del boxeador.

"Era un ser humano extraordinario lleno de verdad, de generosidad y de solidaridad, y eso nos explica su comportamiento en el boxeo que no lo llevó al individualismo, al egoísmo, a la soberbia, a la prepotencia cuando alcanzaba la victoria", afirmó Ortega.

"Lo más grande y lo mas hermoso que nos hereda a todos los nicaragüenses es su solidaridad", agregó.

Argüello fue elegido alcalde de Managua en los comicios municipales de noviembre pasado como candidato por el FSLN.

Murillo, quien también es vocera presidencial, comunicó que Ortega canceló el viaje a la toma de posesión del mandatario panameño Ricardo Martinelli. El gobierno decretó tres días de duelo nacional por su muerte.

Robert J. Callahan, embajador de Estados Unidos en el país centroamericano, dijo que la muerte del ex campeón "fue una gran perdida para el mundo del boxeo y para el deporte en general".

En una nota de la embajada, el diplomático agregó que Argüello era "ampliamente conocido en Estados Unidos y mundialmente como una persona respetuosa tanto dentro como fuera del ring, y ése debe ser el legado para los deportistas nicaragüenses y todos los que amamos el deporte".

Argüello había regresado a Managua el domingo desde Puerto Rico, adonde viajó para estrechar lazos deportivos y culturales con las autoridades de la isla y rendir homenaje a la leyenda boricua del béisbol, Roberto Clemente.

El 28 de enero de 1978 protagonizó en Puerto Rico uno de sus combates más famosos contra el boricua Alfredo Escalera, al que le ganó el título súper pluma del Consejo Mundial de Boxeo con un nocaut en 13 asaltos.

"Alexis era mi hermano, no un simple amigo; era mi hermano", dijo el "Salsero" Escalera. "No lo podía creer cuando me lo dijeron... pensé que estaban bromeando conmigo".

Argüello, conocido como "El Flaco Explosivo" por su fuerte pegada y espigada figura, fue campeón del peso pluma entre 1974-77, del peso junior ligero entre 1978-80, y del peso ligero de 1981-83.

Se retiró del cuadrilátero con récord de 82-8, con 65 triunfos por la vía rápida. En 1992 fue exaltado al Salón de la Fama del Boxeo.

En 1999, The Associated Press lo eligió como el mejor boxeador del peso junior ligero del siglo XX.

"Su deceso significa una perdida para el boxeo mundial y una pérdida mucho más fuerte para Nicaragua", expresó el legendario púgil panameño, Roberto "Mano de Piedra" Durán. "Me duele porque Alexis ha sido un boxeador que le ha dado inspiración a la nueva juventud del deporte en Nicaragua y el mundo".

Argüello nació el 19 de abril de 1952 en un barrio pobre de Managua e incursionó en el boxeo en 1968. El 23 de noviembre de 1974 ganó su primera corona en el peso pluma al noquear en 13 asaltos al mexicano Rubén "El Púas" Olivares en Los Angeles.

Consiguió su segundo campeonato en el peso junior ligero contra Escalera, en una sangrienta reyerta en Bayamón, ciudad contigua a San Juan.

El 20 de junio de 1981 logró el campeonato del peso ligero en Londres con una decisión unánime sobre el británico Jim Watt.

Argüello buscó en dos ocasiones el título junior welter contra el estadounidense Aaron Pryor, quien lo venció con dos brutales nocauts en 14 y 10 asaltos en 1982 y 1983, respectivamente.

La revista "The Ring" eligió la primera pelea entre Argüello y Pryor como la mejor de la década de 1980.

Argüello colgó los guantes después de su segundo revés contra Pryor, pero luego regresó al ring para una pelea en 1985, otra en 1986, 1994 y 1995. Su último combate fue el 21 de enero de 1995 en Las Vegas, una derrota por decisión unánime frente al desconocido Scott Walker.

Al ex púgil le sobreviven su esposa Carla, nueve hijos y dos nietos.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí