Miguel "El Alacrán" Berchelt noqueó en dos rounds a Weng Haya

berchelteuofira-857bbc86d49dc6bf481af88693afc899.jpg

Berchelt celebró el triunfo contra Haya.

- Twitter

MÉRIDA - Miguel Berchelt se vio impresionante al despachar en dos rounds al filipino Weng Haya en Mérida.

Miguel "El Alacrán" Berchelt se vio  contundente ante el que se suponía sería el rival más difícil de su carrera, el filipino Weng Haya, quien puso a prueba por momentos la quijada del yucateco antes de claudicar a los 2:57 del segundo asalto víctima del  relampagueante y preciso golpeo del mexicano.

Ante una magnífica entrada en la Unidad Deportiva Víctor Cervera Pacheco de esta ciudad, Berchelt le dio una paliza en menos de seis minutos al asiático que en su previa visita a México puso dos veces en la lona al entonces campeón mundial pluma, Orlando "Siri" Salido.

En el primer rounds Berchelt tomo la iniciativa con su velocidad y con combinaciones enrojeció el rostro del filipino al que puso en la lona visiblemente lastimado. Valiente, Haya se reincorporó y alcanzó a llegar al final del episodio inicial que de estudio tuvo nada.

Para el segundo, engallado, Haya pudo llegar a la humanidad de Berchelt y castigarlo en repetidas ocasiones en emocionante intercambio de impactos, aunque nada pudo hacerle al de casa, quien al retomar el control, lo avasalló con golpes a la cabeza y al cuerpo, sin darle oportunidad de respirar, para tumbarlo y dejarlo en el tapiz para el conteo definitivo a cargo de Miguel Canul Sansores.

Berchet, quien pinta para llegar muy lejos, dejo sus números en 19 peleas, todas ellas ganadas, con 16 nocauts, mientras que Haya cayó a 23 pleitos con 17 éxitos, nueve nocaut y ahora seis derrotas.

PINZON LUCE

José Barretas ¨Pinzòn, guantes rojos venció por nocaut técnico a Roberto Hércules Valdez a los 2:18 del segundo round en pelea en peso Medio.

Pinzòn, que venía de perder una batalla de poder a poder ante el sinaloense Saúl "La Fiera" Román el 23 de marzo pasado en Culiacán, depositó cinco veces en la lona a su rival de kilométrica estatura (más de 1.90 metros), no sin antes atravesar un campo minado que digirió bien y sin problemas al soportar una aluvión de golpes al rostro debido a sus casi nulos recursos defensivos.

Pinzón tumbó dos veces a Valdez en el tapiz con golpes al cuerpo en el primer round en el que el norteño se reincorporó valiente y dispuesto a seguir, solo para caer tres ocasiones más y obligar a que los focos rojos se prendieran cuando el réferi Mario Mena le contaba por última ocasión.