El venezolano Liborio Solís gana pero se queda sin título por no dar el peso

Liborio Solís Daiki kameda

Liborio Solís golepea a Daiki Kameda en su victoria por decisión dividida.

- Getty Images

El boxeador venezolano Liborio Solís, desprovisto de su título del peso supermosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) al no superar el pesaje previo al combate, derrotó en Osaka al vigente campeón de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), el japonés Daiki Kameda, aunque se quedará sin el cinturón.

Kameda, de 24 años, mantendrá su cinturón a pesar de la derrota, según comunicó la FIB. Horas antes de este anuncio se había acordado que, en caso de victoria del venezolano, ambos títulos quedarían vacantes.

No hubo KO durante los 12 asaltos en un combate marcado por la corta distancia que emplearon los dos boxeadores en sus golpes.

Solís sorprendió a su rival utilizando ambos brazos y le provocó una hemorragia nasal en el tercer asalto tras una serie de golpes al cuerpo y al mentón. El final del combate fue aburrido ya que Kameda optó por bajar el ritmo.

Los jueces estadounidenses Joe García y Valerie Dorsett le otorgaron la victoria a Solís por 116-112 mientras que Robert Hoyle dio como vencedor a Kameda por 115-113.

Esta es la cuarta derrota en la carrera de Kameda, que acumula 29 triunfos, 18 de ellos por KO. Por su parte, Solís sumó un nuevo éxito y presenta una tarjeta de presentación de 16 victorias, 7 de ellas por KO, 3 derrotas y 1 nulo.

"La victoria me hace feliz pero, desgraciadamente, no podré unificar el título", aseguró el ganador a los periodistas allí presentes. "Me siento responsable por mi fallo durante el pesaje", añadió.

En el primer pesaje del lunes, Solís, de 31 años, tenía 1,4 kilos más que los 52,1 kg permitidos de la categoría.

En el segundo intento una hora después, Solís pudo rebajar 300 gramos, pero seguía pesando 1,1 kg más de lo permitido y se negó a subirse a la balanza de nuevo en el espacio de dos horas que tenía.

"No bajaré más mi peso. No puedo, ya que en Japón hace demasiado frío", señaló el venezolano, según palabras recogidas por la prensa nipona.

"Corrí durante una hora pero no fue suficiente. No puedo sudar más aunque me mueva durante otra hora", añadió.

La AMB prevé multar al boxeador y le obligará a devolver el dinero del combate a los promotores.

"Lo devolveré en pesos o nada", afirmó el venezolano.

En los combates previos, el hermano pequeño de Kameda, Tomoki, de 22 años, derrotó al aspirante namibio Immanuel Naidjalan por decisión unánime de los jueces y conservó su título del peso gallo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Por su parte, el también nipón Katsunari Takayama se impuso al aspirante filipino del peso paja Virgilio Silvano y mantuvo su título de campeón de la Federación Internacional de Boxeo.