Guillermo Rigondeaux superó y dio clase de boxeo a Nonito Donaire

Rigondeaux destrozó a Donaire y demostró que sí pertenece en la élite del boxeo

Rigondeaux destrozó a Donaire

Rigondeaux destroyed Donaire

Con una cátedra de boxeo, Guillermo Rigondeaux le quitó la corona al filipino Nonito ...

Rigondeaux destroyed Donaire

Temp. Season 2013 | Epi. Ep. 130413 | 04/14/13 | 01:45  | TV-Y
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Otros Deportes More Sports

Rigondeaux destrozó a Donaire

Rigondeaux destroyed Donaire

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
Con una cátedra de boxeo, Guillermo Rigondeaux le quitó la corona al filipino Nonito Donaire y ahora es el rey de la división suoer gallo.
Ep. 130413 | 04/14/13 | 01:45 Disponible hasta 04/14/13

BROOKLYN - Guillermo Rigondeaux (12-0, 8 Ko’s) unificó el título supergallo de la AMB y de la OMB al darle una clase de boxeo a Nonito Donaire (31-2-0, 20 Ko’s) en el Radio City Music Hall de Brooklyn, Nueva York y se llevó la batalla por decisión unánime.

Tal vez se esperaba una pelea más explosiva, con más intercambio de golpes, pero lo que vimos fue un boxeador inteligente que llevó a su terreno a otro que durante 12 rounds no supo qué hacer arriba del ring.

Nonito Donaire salió con la mira desviada, pocas veces pudo conectar a Guillermo Rigondeaux, quien fue un ciclón para atacar y defender, el cubano con justicia se llevó la pelea por decisión unánime y a pesar de lo que el filipino decía, el ‘Chacal’ se vio con mucha más experiencia que él, aun con sólo 11 peleas en el profesionalismo.

El primer round fue de estudio, los dos boxeadores estaban bien parados en el ring, en los primeros segundos, Rigondeaux hizo trastabillar a Nonito, quien se apoyó en las cuerdas sin daño alguno. Los dos eran elusivos, por lo que no fueron un blanco fácil para su rival, la gente en Brooklyn se le entregaba al filipino.

Lento, el segundo episodio fue lento, los dos guardaban sus armas, la velocidad de los dos púgiles era de llamar la atención, tanto para disparar golpes como para mover la cintura. El ‘Chacal’ se veía muy seguro y conectaba los mazazos de poder.

Rigondeaux abrió el tercer capítulo con un buen derechazo, Donaire mostraba respeto por el poder del cubano. La mano diestra del campeón olímpico causaba estragos en la humanidad del filipino, quien no se veía cómodo arriba del cuadrilátero.

El ‘Chacal’ era dueño de la contienda, el cuarto rollo lo abrió con una ráfaga de tres golpes al rostro de Donaire, quien no podía encontrar la distancia adecuada para acercarse a su enemigo. Cuando sonaba el aviso de los últimos diez segundos, Nonito conecto un tremendo zurdazo a la cara de Rigondeaux, quien inmediatamente reaccionó con otro izquierdazo, la pelea explotó.

El cubano metió al filipino en el terreno que mejor le convenía, en el quinto asalto, el isleño se veía mejor, soltaba la zurda y no dejaba que Donaire se le acercara, manejaba bien la distancia, Nonito perseguía a su rival por todo el ring.

La pelea no cambiaba de ritmo, Rigondeaux bailaba en el ring, Donaire lo seguía, el cubano reventaba los mejores golpes, el sexto episodio volvía a ser de él, el filipino estaba muy incomodo.

A veces parecía que el ‘Chacal’ jugaba con su enemigo, caminaba por todo el ring, entraba al intercambio cuando quería, si era conectado no se inmutaba, si quería pegar lo hacía. Donaire se veía frustrado y no cambiaba su estrategia en el séptimo asalto.

En el octavo y noveno asalto las acciones no cambiaron mucho, Rigondeaux caminaba por todo el ring, contragolpeaba y no era blanco fácil para Nonito, quien se veía desesperado ante la rapidez e inteligencia del cubano.

Al inicio del décimo episodio, el ‘Chacal’ empezó lento, gracias a un empujón cayó a la lona, pero fue claro el resbalón y el réferi no contó la caída. Nonito salió furioso y encontró su recompensa con un izquerdazo que mandó al tapiz al cubano, quien se levantó para continuar en la pelea.  EL primer round que se llevaba claramente el filipino, por fin dominó las acciones.

Pasó la tormenta para Rigondeaux, quien volvió a manejar el ritmo de la contienda, con el jab mantenía a distancia a Nonito, el cubano metía bien las manos entre la guardia del filipino, el vendaval asiático había perdido fuerza en el undécimo episodio.

Las cosas cambiaron al inicio del round 12, el que presionaba era el ‘Chacal’, el que corría era el filipino, el ojo derecho de Nonito estaba dañado, se cubría la zona con el guante y no lo bajaba por nada, Rigondeaux tenía su oportunidad, se lanzó por unos segundos al ataque, pero no pudo terminar con su enemigo.

Los jueces vieron lo que la mayoría del público, una contienda inclinada a Guillermo Rigondeaux, los tres hombres que calificaron la pelea dieron: 114-113, 115-112 y 116-111.

¿Quieres comentar? ¡Hazlo en los foros con más fans del deporte!