Carlos ‘Chocorroncito’ Buitrago conquistó título interino paja OMB

2828ce947c261612566e5481465.jpg

Carlos “Chocorroncito” Buitrago ganó título interino paja OMB.

- Twitter

YUCATÁN, México – El nicaragüense Carlos “Chocorroncito” Buitrago se coronó esta noche aquí como nuevo campeón mundial mínimo de la OMB tras dar un recital de mano izquierda y de recursos boxísticos sobre un empeñoso, ineficaz, pero sobre todo estoico mexicano Julián “Niño Artillero” Yedra al que venció por clara decisión unánime en 12 rounds.

Ante un lleno en el Centro internacional de Convenciones de esta ciudad del sureste mexicano, Buitrago impuso sus condiciones desde el principio y se enfiló a un triunfo claro, con algunos sobresaltos en la mitad del combate.

Tras un primer round en el que no hubo ventaja clara, Buitrago se encaminó a un triunfo con una estrategia de pegar siempre de primero, basado en su mano izquierda que como pistón entró como cuchillo entre mantequilla casi siempre en el rostro de un Yedra que rígido, sin movimiento de cintura y de cabeza, recibía casi todo lo que le tiraban.

Con esporádicos ataques que poco daño hicieron en el también retador al vacante campeonato, Yedras buscó emparejar las acciones de manera infructuosa, sucumbiendo ante el mejor boxeo y mayor velocidad del centroamericano que se fue hasta el quinto asalto con clara ventaja.

Empero, en el sexto, más decidido, quizás consciente de la oportunidad que tenía ante sí, Yedras comenzó a meterse en la pelea, dejó de ceder la distancia que le convenía a Buitrago y entró al terreno corto, donde lo  golpeó e incluso logró estremecer para apuntarse ese, el sexto y séptimo round.

La esperanza resurgió en la arena, con gritos de México, México, pero a partir del octavo, Buitrago la mató al retomar el control con su boxeo a media distancia, más veloz, dinámico y certero sobre un yedras que ya no pudo crecer y volvió al ritmo errático, desconcertante del primer tercio del combate.

Así, ambos se fueron hasta el undécimo asalto en el que Buitrago, con combinaciones fulgurantes  tuvo al borde del nocaut al mexicano al que perdonó y dejo ir cuando parecía tenerlo listo.

La pelea llegó a su fin y con votaciones de Francis Jackson (118-111) (islas Vírgenes), Víctor Salomón  (116-113) de México y el boricua Luis Ruiz (116-113) se formalizó el triunfo de Buitrago que mejoró su record a 27-0-0 con 18 nocauts, mientras Yedra, perdió el invicto y quedó 24-1-0 con 12 cloroformos.

En la semifinal, en una pelea que presentó algo poco común de verse, el duelo de dos zurdos, el sonorense Rubén “El Kanelito” Tamayo (22-4-4 con 16 anestesias) fue un hueso duro de roer para el aún invicto filipino Jun Dolíguez   (16-0-2 con 12 nocauts).

Dolíguez, con su estilo veloz, algo correoso, se pasó la pelea tratando de complicarle la vida a un empeñoso “Kanelito” que siempre fue por él, haciendo el gasto de la pelea y arriesgándose a contragolpes centelleantes del asiático, quien esta noche hizo su debut en el extranjero.

Fue un duelo ríspido, por el estilo de ambos que no permitió una pelea de acción continua y de reserva prolongada de ambas partes por lapsos largos, aunque Tamayo fue el que siempre trató de tener la iniciativa.

En el quinto round, un choque de cabezas cortó al mexicano en la ceja izquierda causándole un “boquete” del que sangró profusamente y que ameritó una visita al médico a solicitud del réferi Mario Mena.

A final de cuentas, ambos llegaron en el mismo ritmo al octavo episodio y los jueces dieron las siguientes puntuaciones: Santiago Basto (77-75) y Ruy Canul y Emilio Viera (76-76 en ambos casos) para un  empate que fue bien recibido por todos.

En una gran pelea que enfrentó a un novato en ciernes con un prospecto más hecho que necesitaría y merece tener más acción, Miguel “La Joyita” Herrera  (6-1-2) tuvo un duro examen en su estreno a ocho rounds ante Irving “Alacrán” Requena, quien lo hizo sufrir.

Ambos boxeadores, que significaron el debut en Yucatán  del ícono mundial Jimmy Lennon jr., ofrecieron un muy buen espectáculo en el que se alternaron el dominio a lo largo de los ocho asaltos con un Requena que llegaba muy bien con la derecha de gancho o  volada y un vallisoletano que aprovechaba también la longitud de sus brazos para mantenerlo a raya y también impactarlo.

Ninguno tuvo un dominio claro, y al final, la decisión de Rolando Buenfil (77-75) para Requena, la de Martín Echeverría (77-75) para Herrera y la de Emilio Viera (76-76), para un empate no fue salomónica, sino justa.

Por su lado, el novatito Óscar Arjona (3-0-0 2kos)  sostuvo su tercer combate como profesional y en duelo a cuatro vueltas, despachó sin mayor problema al también meridano Erick “Chamaco” Cetina (1-2-0 o kos), un zurdito que traía buena estampa, pero que no aguantó el menor castigo a los bajos.

Luego de un primer asalto intrascendente, el hijo del “Platanito” dio dos o tres golpes al abdomen a Cetina, quien evidenció mucho daño, pero “Arjonita” pareció, o no darse cuenta, o importarle un “plátano”, pero con un par de impactos poquito después a la misma zona, lo dejó tendido para la cuenta total. El tiempo oficial fue de 1:42 del segundo acto.

En la de las buenas tardes, Luis Ruiz Lizarraga jr. (3-2-1 (0 kos) venció sin problema a Luis Maestre en la división de los plumas por la vía de la decisión unánime en cuatro rounds