Orígenes del hockey

Así, los menos pudientes empezaron a jugar dicho juego sin caballos adaptando un nuevo palo para golpear una pelota que a veces era una piedra redondeada y a veces una vejiga animal cubierta por cuero bien seco.

Por otra parte, antes de la era cristiana en lo que hoy es Irlanda, se practicaba el hurling, que es un juego parecido al hockey. De acuerdo a pinturas encontradas en el siglo XIX, ya en el año 480 A. C. en Atenas, se jugaba al hockey con palos curvos.

En tanto los romanos inventaron una forma muy peculiar de jugarlo: en vez de pelotas usaban cráneos humanos (pasatiempo de terror, que le dicen) y según consta en registros, las conquistas romanas permitieron exportar el juego a diversas regiones del mundo de entonces aunque se ha logrado comprobar que el hockey se jugaba mucho antes en Asia, Sudamérica y Africa.

En México, los aztecas practicaron juegos semejantes al actual hockey sobre césped. Las pelotas eran de madera o piel de animales y como palos utilizaban huesos de animales cortos y curvos.

En Sudamérica se jugó también algo parecido: se le llamaba la chueccay fue muy popular aunque causó en más de una oportunidad peleas vecinales y por ende fue prohibido en 1763.

Se cree que el nombre hockey viene del francés hoquet, que es el bastón de un pastor. La primera vez que se aplicó este nombre fue en el siglo XVIII, pero recién cien años más tarde, el nombre sería adoptado a nivel internacional.

En 1875, en Inglaterra, se comenzó a usar la misma pelota que en el cricket y a partir de ahí cambió el estilo del juego convirtiéndose en una disciplina más técnica y táctica debido a que tal elemento ( redondo y duro) rodaba mejor.

En ese entonces el arco medía unos 10 metros de ancho por lo que los partidos terminaban con resultados abultados (pobre portero). Asimismo, el jugador podía tomar la pelota con las manos (regla que ha desaparecido hace poco tiempo).

Desde el siglo XVIII se han ido contemplando tres estilos de hockey que se practican actualmente (además del mencionado hurling irlandés). Todos se juegan con un palo y el objetivo es meter goles en la portería contraria.

El hockey sobre hielo es originario de Canadá. Militares de ese país decidieron implantarlo a su regreso de Inglaterra luego de verlo jugar sobre el césped y para ello fundaron la Asociación Amateur Canadiense de Hockey.

En 1892 se introdujo en Europa donde se expandió rápidamente, en especial en los país del este europeo. Forma parte de los Juegos Olímpicos desde 1920, siendo uno de los eventos más populares de las olimpíadas de invierno. Por supuesto la NHL, de los Estados Unidos, es la liga más importante del mundo, y si bien sólo participan equipos canadienses y estadounidenses, cuenta con los mejores jugadores del mundo.

El hockey sobre césped ya era popular, tanto en varones como en mujeres hacia fines del siglo XIX. A tanto llegó su fama que en 1924 se fundó la Federación Internacional de Hockey (luego se le agregó "sobre césped").

Sin embargo forma parte de los Juegos Olímpicos desde 1908 (Londres) pero sólo para varones. Las damiselas fueron excluídas de las competencias (cuando nó) hasta los juegos de 1980 (Moscú).

En cuanto al hockey sobre patines se comenzó a practicar a comienzos del siglo XX en el condado de Kent, Inglaterra. Se jugaba en pistas de cemento y con patines de rueda.

Cuando se creó la Federación Internacional de Patines en 1924, se reestructuró la disciplina y en poco tiempo se extendió por Europa, América del Sur, Angola y Mozambique. No forma parte del programa olímpico pero fue deporte de exhibición en los Juegos de Barcelona de 1992.