Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • INauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • INauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Inauguración JJOO
  • Próximo álbum

Las mejores imágenes de la inauguración de los Juegos Olímpicos Londres 2012

Londres se vistió de fiesta para la inauguración de los Juegos Olímpicos 2012. Gran ambiente y colores británicos por todos lados para quienes dudaban de la unidad de Gran Bretaña.
La lluvia amenazó a minutos de comenzar el evento mientras los aviones dejaban su señal en el cielo. Nubes de verdad se mezclaron con las nubes de utilería.
Danny Boyle, director artístico de la ceremonia inaugural explicó el significado del evento. El show que montó Danny Boyle tuvo un costo de $45 millones de dólares y el trabajo de más de 10 mil voluntarios que participaron sin cobrar.
La grama del Estadio Olímpico parecía una inmensa granja.
Bradley Wiggins, el ciclista británico ganador del Tour de Francia, fue la primera aparición sorpresa y el encargado de tocar la campana para dar inicio oficialmente al evento inaugural.
Los primeros actos trasladaron a los orígenes de la campiña británica, a principios del Siglo XIX.
Ambiente bucólico con animales y campesinos
Sorprendete escenografía para recrear toda una época del pasado.
La idea era trasladar a los espectadores a los orígenes de la Gran Bretaña moderna, empezando por su pasado.
El estadio se llenó de escenas campestres por doquier.
Una vista general del momento.
La música del guitarrista Frank Turner acompañó esta escena de Londres.
Globos gigantes recorrieron las gradas en manos de los asistentes.
Y la pelotas no siempre estaban llenas de aire solamente.
También se mostró la parte recreativa de esta representación de la Gran Bretaña agrícola, mientras un coro de niño entonaba canciones rurales de Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda.
La cultura estuvo presente. El actor Kenneth Bragham hizo su interpretación de Shakespeareana.
Y por supuesto, no faltó el deporte, en este caso representado por el clásico juego de cricket.
Y un poco de Badminton y ambién hubo tenis.
El evento tuvo un alto contenido social y las protestas campesinas y de obreros industriales también fueron parte del espectáculo.
Cambiaron los tiempos y el acto pasó a la era industrial. La campiña se transformó en una gran fábrica.
El humo de las chimeneas llenó el Estadio Olímpico.
La ea industrial en plena acción, hierro, humo y fábricas.
Impresionante imagen del estadio encendido al ritmo de las fábricas mientras el rock duro sonaba en el estadio.
Los obreros trabajando al calor del fuego de las fábricas.
Y el deporte también presente en un juego de Rugby entre obreros de las fábricas.
La era industrial en pleno apogeo.
El hogar británico fue también centro del evento. Un homenaje a la vida cotidiana.
Luz y color, el hogar, la casa común en el centro de la escena.
Así aparecieron los aros olímpicos en el cielo de Londres.
Los anillos olímpicos quedaron encendidos en el cielo del estadio.
También hubo un homenajea tiempos más recientes. Esta danza recordó al Great Ormond Street Hospital.
El Great Ormond Street Hospital fue el primer hospital infantil de Europa y ha servido de inspiración para grandes obras de la literatura.
Aun más reciente, el lado oscuro tuvo su parte con un inmeso Lord Voldemort.
El malo de Harry Potter embrujó el ambiente.
También Mary Poppins fue parte del show.
Y como era de esperarse, Mary Poppins vuela.
Y un espacio para el humor de la mano, o más bien el rostro inconfundible de Mister Bean.
Y si de humor se trata, nada como la aparición de la Reina Elizabeth II, saltando en paracaídas desde un helicóptero.
Claro que era una doble, la reina apareció por medios más convencionales.
En el centro del Estadio se proyectaron imágenes de los principales símbolos de la cultura británica.
La bandera inglesa izada por las fuerzas armadas británicas.
Un clásico de las inauguraciones olímpicas, el Rocket-Man.
Coreagrafía aérea con los hombres voladores.
La música fue parte de todo el evento, pero además tuvo su protagonismo especial como parte importante de la cultura británica.
Por supuesto, con la presencia del sonido de los Beattles y los Rolling Stones.
Y también David Bowie, ¿O deberíamos decir Ziggy Stardust?
Hubo un recuerdo a los atentados terroristas en el metro de Londres.
Una danza llamada Vida y muerte ilustró el recuerdo de ese 7 de julio del 2005.
Precisamente la seguridad ha sido una de las principales preocupaciones para no repetir lo ocurrido y asegurar que solo sea recordado con música y danza.
Otra imagen de las muchas escenas mágicas del show.
Estas máscaras repesentan a los teenagers británicos.
Y finalmente David Beckham hizo su aparición portando la antorcha en el río Tamesis. El puente del London Tower se levantó para el paso de la llama.
La dedicatoria principal. "Esto es para todos".
Imagen general que muestra el esplendor del show.
Así quedó todo listo para el desfile de las delegaciones. Luego se encenderá el pebetero y quedarán oficialmente inaugurados los juegos.
El encendido del pebetero fue sorpresivo. A difeencia de todos los juegos anteriores, en los que una estrella encendía el pebetero, esta vez fueron un grupo de jovenes atletas del futuro quienes prendieron 204 pebeteros que luego se juntaron en uno solo.
Aquí el momento en que se encienden los 204 pebeteros.
De inmediato todo Londres se iluminó con fuegos artificiales. Disfruta de las impresionantes fotos del encendido del pebetero
El pebetero quedó en el medio del Estadio Olímpico y estará encendido hasta el final de los Juegos.
El show terminó con Sir Paul McCartney cantando 'Hey Jude' acompañado en los coros por atletas y público. ¿Qué te pareció la inauguración?

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

La antonchar en su tramo final

Las figuras de las NBA como estrellas de cómics

Playeras de clubes de fútbol al estilo retro

Tremenda invasión tras el 'polémico' empate entre Costa de Marfil y Camerún

Disfruta más imágenes
a tu izquierda