Brasil se divierte ante un débil Egipto y Dominicana avanza sin jugar

Raulzinho

Raulzinho ataca ante la defensa egipcia.

- Getty Images

Brasil sin piedad ante Egipto

Brasil no tuvo piedad de Egipto, el rival más débil del grupo A del Mundial de básquet de España, al que derrotó este jueves por 128-65, en un partido sin trascendencia porque los sudamericanos tenían asegurada la segunda posición de la llave.

Por ello, el técnico brasileño dio más descanso de lo habitual y sentó de inicio a Leandrinho Barbosa y Tiago Splitter, aunque el primero acabó jugando un partido muy completo y finalizó como máximo anotador del encuentro con 22 puntos, además de 5 asistencias, 4 robos de balón y 2 rebotes.

En un encuentro sin historia, los brasileños sentenciaron el partido en el primer cuarto (37-10) y cuando se llegó al descanso, el luminoso ya señalaba un escandaloso 67-23.

Tras la pausa, los brasileños se relajaron lógicamente, sobre todo en defensa, permitiendo a los egipcios intercambiar canastas y dejando pasar los minutos hasta que llegase el bocinazo final.

De esta manera, Brasil cierra con nota muy alta la primera fase, en la que solo perdió con España (por 19 puntos) y logró victorias de prestigio ante Francia, actual campeona de Europa, y la siempre peligrosa Serbia.

Hay que recordar que Brasil está en este campeonato gracias a la invitación de la FIBA, ya que hace un año quedó eliminada en la primera fase en el FIBA Américas y no se clasificó para el torneo mundial.

Tras ese fracaso, los brasileños, que han participado en todas las ediciones del Mundial (los únicos en hacerlo junto a Estados Unidos), se propusieron recuperar su puesto entre la élite del baloncesto mundial y van camino de conseguirlo.

"Creo que nuestro rendimiento ha sido muy positivo en la primera fase. El partido contra España fue el único juego en el que no estuvimos acertados", resumió el base Marcelinho Huertas, autor de 12 puntos contra Egipto.

La primera buena fase realizada permite a los sudamericanos "ir a los cuartos de final con la moral alta para afrontar el próximo rival".

El pivote Alex Garcia destacó por su parte que la paticipación del equipo "fue muy buena en la primera fase, con cuatro victorias y una derrota, y terminó con una buena exhibición contra Egipto".

"Sabíamos contra España sería muy difícil, porque tenían la ventaja de jugar en casa. Ya contra los dos rivales europeos, teníamos chances de vencerles y eso ocurrió. Ahora vamos a esperar al próximo rival. Veremos quién nos toca e iremos a por la clasificación para los cuartos de final", añadió.

En la segunda fase del campeonato, Brasil se enfrentará en Madrid al tercero del grupo B, el de Argentina, aunque ni el rival ni la fecha del juego está decidido aún.