Publicidad | Vea su anuncio aquí

La nadadora Diana Nyad desafiará tiburones para mejorar nexos Cuba-EU

Diana Nyad

En el Club Náutico Internacional "Ernest Hemingway", de La Habana, Diana Nyad dijo que demostrará "que con 60 años se puede tener vida plena" y, simbólicamente "que Cuba y EU pueden estar unidos".

- Getty Images

La afamada nadadora Diana Nyad, de 61 años, intentará cruzar en los próximos tres días los 166 km que separan a La Habana de Cayo Hueso (Florida), en un desafío a los tiburones, corrientes marinas o al clima, con el ánimo de acercar a Cuba y Estados Unidos, en conflicto desde hace medio siglo.

"Quiero que esos tres días signifiquen un momento que venga pronto: que los dos países estén juntos finalmente", dijo en español Nyad, en rueda de prensa en el Club Náutico Internacional "Ernest Hemingway", de La Habana, desde donde se lanzará al mar la noche de este domingo.

La nadadora, que intentó cubrir el trayecto en 1978 pero desistió debido al mal tiempo tras nadar casi 42 horas, dijo sentir "orgullo" de estar en la isla y calificó como "increíblemente triste" que los pueblos de Cuba y Estados Unidos "apenas se conozcan" pese a estar sólo separados por el Estrecho de Florida".

"Llevamos más de 50 años que (la gente de) este país de arte, arquitectura, educación, salud y deportes, no va allá ni nosotros venimos aquí", comentó Nyad, considerada en su época de esplendor la mejor nadadora de largas distancias del mundo e incluida en el Salón de la Fama de la Natación desde 2003.

Los intercambios entre Cuba y Estados Unidos, sin relaciones desde 1961, mejoraron con el gobierno de Barack Obama, que flexibilizó las visitas culturales y deportivas estadounidenses, pero volvieron a tensarse tras el arresto del contratista Alan Gross, condenado a 15 años de prisión acusado de agente de Washington.

A las puertas de los 62 años -los cumplirá el 22 de agosto-, Nyad enfrentará peligros para romper su récord a mar abierto, que implantó en 1979 cuando nadó entre Bimini (Bahamas) y Cayo Hueso (165 km), casi la misma distancia que esta vez, pero en un escenario "mucho menos peligroso", según dijo.

Además de los temidos tiburones que pululan en el Caribe -la vez anterior nadó dentro de una jaula de protección-, la estadounidense podría enfrentarse a fuertes corrientes del Golfo de México, sufrir deshidratación, hipotermia o momentos de desorientación.

En su nueva prueba cuenta con un equipo que dispone de cinco yates y cuatro kayak, integrado por 45 personas, entre ellas varios buzos expertos contra tiburones, pues los dispositivos electrónicos que usará durante el viaje no repelen a todas las especies, según explicó.

Para "realizar su sueño", Nyad, dueña de varias primacías mundiales, incluida la de 7 horas y 57 minutos nadando alrededor de la isla de Manhattan a los 50 años, se entrenó durante dos años en la isla de San Martín y en México, nadando en días alternos entre ocho y 15 km en el mar.

Pero la experimentada deportista, que se hidratará cada 45 minutos y se alimentará cada 90 durante la travesía, está convencida de que su éxito dependerá de la concentración.

En ese sentido, ya trazó su propia estrategia: "Nadaré tarareando mentalmente 'La Guantanamera'", la canción más universal de Cuba, que introdujo en Estados Unidos Pete Seeger, considerado el padre de la música folk estadounidense.

"La repetiré mil, dos mil veces", destacó la nadadora, quien llevaba una camiseta que tenía estampada "103 miles", al reiterar que demostrará "que con 60 años se puede tener vida plena" y, simbólicamente "que Cuba y Estados Unidos pueden estar unidos".

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí