Lance Armstrong aseguró que sin dopaje no se gana el Tour de Francia

LanceArmstrong

Lance Armstrong.

- Getty Images

El ex ciclista estadounidense Lance Armstrong aseguró que sin la ayuda de sustancias prohibidas es imposible ganar el Tour de Francia, una de las tres principales competencias del ciclismo.

Armstrong, vencedor de la "Grande Boucle" en siete ocasiones consecutivas, de 1999 a 2005, dejó en claro que el dopaje fue su gran aliado para triunfar, pero que sólo fue parte del sistema.

"Es imposible ganar el Tour de Francia sin doparse. Porque el Tour es una prueba de resistencia en la que el oxígeno es clave", manifestó el norteamericano, quien años más tarde fue despojado de sus logros por confesar el uso de sustancias prohibidas.

En entrevista al diario "Le Monde" sobre el mismo punto, se dijo de acuerdo por el hecho de que su nombre se borre en el palmarés del Tour de Francia, aunque nadie le ha reclamado los suéteres amarillos que conquistó en su momento.

"Estoy de acuerdo con que se borre mi nombre del palmarés, pero el Tour se celebró entre 1999 y 2005, ¿verdad? Pues tendrá que haber un ganador. ¿Quién es? Nadie se ha presentado para reclamarme mis maillots", manifestó.

El estadounidense, quien superó el cáncer y después fue acusado de dopaje, afirmó que jamás tuvo miedo de presentarse a los exámenes médicos, pues siempre fue parte del sistema, y aunque conocía su consumo de sustancias prohibidas nunca dio positivo.

"Yo no inventé el dopaje, simplemente participé en el sistema. Nunca tuve miedo de los controles antidopaje. Nuestro sistema era muy simple y no tenía riesgos. Me daban más miedo las aduanas y la policía", enfatizó.

Lance Armstrong, que también perdió la medalla de bronce de los Juegos Olímpicos de Sydney, explicó que el único culpable de los casos de dopaje es el mismo ciclismo, "todavía se considera al ciclismo como el único responsable".